“NO VAMOS A PASEAR, MIGRAMOS PORQUE AQUÍ NO SE PUEDE VIVIR”

El pasado Julajuj K’at (26 de julio, 2022), en Chna’b’jul (Huehuetenango), el MPI (Instituto de Políticas Migratorias, de Washington) y la Asociación Pop No’j presentaron el informe Migración desde Huehuetenango en las Tierras Altas Occidentales de Guatemala: Respuestas de Política y Desarrollo”.

Luego de la invocación conducida por Orelia Ramírez, desde la espiritualidad Maya, Juan José Hurtado, director de Pop No’j, dio la bienvenida y explicó el sentido de presentar el informe, el cual ya ha sido presentado de manera virtual en el mes de marzo de 2022 y ahora se hizo de manera presencial, con la participación de distintos organismos internacionales, instituciones estatales con presencia en el territorio, organizaciones de sociedad civil y otras personas interesadas. Reiteró el posicionamiento institucional de defender el derecho a migrar, el derecho a no migrar y el derecho a un retorno digno.

Seguidamente, Andrew Selee, presidente del MPI, explicó la colaboración que ha existido entre ambas organizaciones para realizar el estudio, así como los resultados más importantes de éste. Resaltó que uno de los hallazgos de la investigación es el sentido de arraigo que tienen las personas migrantes guatemaltecas, quienes viajan de manera irregular con el plan de regresar, cumplidas ciertas metas.

Después de la presentación un video realizado por Pop No’j sobre migración, Luis Argueta, consultor del MPI quien fue parte también de esta investigación, explicó el contenido del informe.  Resaltó 3 ideas fundamentales:  que las personas migran de forma irregular porque no lo pueden hacer de manera regular, por lo que se deben ampliar las posibilidades de migración regular; que se debe trabajar directamente con las comunidades para desarrollar la infraestructura social y económica, procurando evitar intermediarios, para promover desarrollo local, que contribuya a que las personas no se vean forzadas a salir; invertir en los actores locales como agentes de cambio y que se atienda la migración con pertinencia cultural y en los idiomas propios de las personas.

Por parte de OIM, quien apoyó la investigación, con fondos de USAID, habló Hugo Aguilar. Explicó el trabajo que realiza OIM para responder a las causas fundamentales que provocan la migración irregular.  Dio a conocer el establecimiento de una oficina de OIM en la cabecera departamental de Huehuetenango.

Una parte fundamental de la presentación fueron los testimonios de una mujer Maya Mam de Colotenango cuyo esposo migró y murió en Estados Unidos por razones de salud; un joven Maya Mam de San Pedro Necta, graduado del nivel medio que busca trabajo, pero que si no lo encuentra está pensando en su “Plan B”; y el padre de una niña migrante de Cuilco quien con anterioridad había migrado también. Sus historias son muestra clara de ese sabor “agridulce” – como uno de los participantes lo llamo – que deja la migración.

De manera presencial, participaron 75 personas y de manera virtual, 35 personas más.  La presentación fue también transmitido en FacebookLive y por la Radio Creativa de la Iglesia Católica. Hubo diversos comentarios y preguntas.  Entre estos, se señalaron falencias en el sistema educativo que limitan oportunidades.  Se cuestionó la forma en que el Estado atiende a las comunidades indígenas, destacando el racismo, el que sintetizaron con la frase: “A más población indígena, menos inversión del Estado.”

Silvia Raquec, Coordinadora del Eje de Migración de Pop No’j, cerró el evento, dando a conocer iniciativas de las organizaciones que conforman el Grupo Articulador de Sociedad Civil en Materia Migratoria para Guatemala para que el Estado responda a la migración con un enfoque de derechos y, en concreto, con propuestas ahora que está en elaboración la Política Migratoria Nacional.

Concluido el evento, hubo una Conferencia de Prensa, el que fue atendido por 12 medios de comunicación distintos que han difundido información de esta presentación en el departamento y a nivel nacional.

Deja un comentario